jueves, 4 de julio de 2013

Camino de Sirga: la Justicia visitó a los vecinos de Villa 21-24 y decidirá por donde comenzará la relocalización



"Es nuestra última esperanza", dice Ester Arce, delegada del sector San Blas en Villa 21-24, durante la visita del Juzgado Federal de Morón a los vecinos que habitan los márgenes del Riachuelo. Sucede que en más de dos años de firmado el compromiso judicial con el Instituto de la Vivienda porteño (IVC), no han recibido una sola de las 1334 viviendas que les corresponden por decisión de la Suprema Corte. Ahora la palabra final la tiene el juzgado a cargo de Jorge Rodríguez sobre los modos y los tiempos de relocalización.

La visita comenzó cerca de las 10.00 por el sector llamado El Meandro de Brian, uno de los más complicados por la contaminación y la precariedad de las viviendas. También, el juzgado recorrió el predio ex Tacconi donde estaban destinadas en principio 192 viviendas; y el predio Mundo Grúa donde las obras, prometidas para enero de este año, permanecen frenadas por falta de pago a los trabajadores.

El Cuerpo de Delegados de Sirga planteó a la gente del juzgado la necesidad de que el IVC avance con esas obras y tenga en cuenta, con criterio de prioridad, la situación de riesgo sanitario de las familias que habitan el Meandro de Brian. Asimismo, exige terrenos dentro de la Comuna 4 para mudar a 470 familias en una segunda etapa.